jueves, 27 de diciembre de 2012

El mejor regalo

Hace un tiempo mi padre me regaló una medalla. En realidad íbamos a la tienda a comprar medallas para otras personas, medallas que mi papá tenía que regalar para un grupo de alumnos.
La señorita le dijo que por la compra de todas esas medallas, le podía dar otra por menor precio. Mi padre nunca acepta esas cosas. Él es el tipo de persona práctica que compra lo que se necesita.

Son raras las ocasiones en que mi padre me ha regalado algo sin sentido. Siempre han sido regalos que he pedido y que sabía que serían útiles. Laptop, ropa, celular. Mi padre siempre ahorra (él nos mantiene a salvo de la inminente bancarrota en la que caeríamos con mi madre comprando al ritmo que compra). Ok, tal vez exagero, pero es con propósitos de que se entienda, en serio.

Pero no ese día. Ese momento, mi padre volteó a verme y dijo que quería la otra medalla. Y la quería con una virgen que significa mucho para mi familia y para mí, porque me nombraron por ella. Verán, yo me iba a morir al nacer. Mi madre es médico y sabe que fue un parto difícil. Y ella creyó que iba a morir. Y entonces, camino a la sala, vio a la virgen. Y le dijo que, a pesar de que tenían mi nombre planeado desde hace mucho, ella le prometía que si yo vivía, llevaría su nombre. Y sí, hasta ahora todos dicen que me salvó la Virgen del Carmen. Y , mi padre me compró esa medalla. Y le hizo grabar mi nombre detrás.

La llevé todo el tiempo. No importaba si iba a la universidad o me vestía para una fiesta. No importaba si no combinaba. Siempre iba conmigo. Mi padre nunca regala cosas superfluas. Y tener ese regalo....era hermoso.

Un día, de esos en los que solo quieres esconderte bajo tu manta y quedarte hasta que todo pase, la argolla que unía el dije con la cadena, se rompió. Y la perdí. Pocas veces me he sentido tan mal al perder algo.
Casi nadie entendía por qué me preocupaba tanto por una medalla. Una simple medalla.

No me volví a comprar otra.

Volví a casa de mis padres por vacaciones. Mi padre preguntó qué quería por navidad. Pude pedir muchas cosas, como mi hermano. Cosas que costarían dinero que no quería gastar de mis ahorros y que podría obtener gracias a esa oferta de regalo. Pero no lo hice.
Obviemos el suspenso: le dije sobre la medalla.

Así que, bueno, esperaba que me diera una medalla nueva por navidad. Pero no. Mi padre no lo hizo.
Me alcanzó un paquete. Cuando lo abrí dijo:

"A falta de una, deberías tener dos medallas".

Había dos cajas en el paquete.


Pd. Amo a este hombre. En serio. Gracias por elegirlo mamá.

Pd2. Feliz navidad (atrasada) y Feliz Año Nuevo (adelantado).

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Hoy, después de tiempo, respondí comentarios.

Tal vez no pude decirle a cada uno que me alegraron el día, que me sacaron sonrisas, ni que cada uno fue como recibir un abrazo virtual, pero al menos he dicho gracias.

Y gracias también a esos lectores que a veces sobrevuelan por aquí, en silencio, a hurtadillas pero al menos pasan.

Los quiero a todos (sentimental #modeon)

Un día


El día que me enamoré de ti fue como cualquier otro. Y lo descubrí leyendo un libro. O lo admití, para ser más clara. Lo estoy. Estoy enamorada de ti. Pero no hay problema. Nada de qué preocuparse. Es solo ese tipo de amores famélicos, surgidos de los que van por allí buscando alguien para compartir una vida, una sonrisa. Esos amores sin esperanzas que se mantienen vivos a punta de las sobras que recogen de algún campo marchito. Esos amores que buscan la muerte con desesperación. El final de su existencia a manos de amores más poderosos, de los que son correspondidos, de los que laten juntos. Que los ciegue por su resplandor y convierta su triste y patética existencia en un buen recuerdo. Eso es lo que buscan ser. Un recuerdo que los haga sonreír, un deseo que ya no duela en lo más hondo del alma. Lo ansían desesperadamente. Porque mientras solo existan ellos, nada podrá florecer en el campo marchito que habitan. A veces, entre espejismos, lo ven venir. Y sueñan con que ese otro poderoso amor, los derroque, los destruya, los transforme. Aunque a veces entre sus pesadillas, se cuela la idea de que un día despierten convertidos no en un buen recuerdo, sino con la sorpresa de un corazón junto al suyo, con la desconocida y utópica sensación de ser un alma completa al fin.

Pero no debo preocuparme. Ni debes preocuparte. Este morirá.

Valeria en Tardes de Verano

viernes, 14 de diciembre de 2012

Hoy


Hoy soñé contigo.
Hoy me desperté con tu sabor en los labios y tu olor en el alma.
Hoy te vi sonriendo y diciendo que me querías.
Hoy soñé que te quería.
Hoy me di cuenta que se pude tener dulces sueños y pesadillas al mismo tiempo.
Hoy te extraño.
Hoy fue extraño.
Hoy me desperté contigo sin ti.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Creo que ya sé por qué los niños muy pequeños me estresan tanto.
No saben leer y no puedo darles un libro para que disfruten.
Y tampoco me escuchan leer si el libro no tiene dibujos.
Tal vez solo es cosa de quitarme el odio poco interés por las barbies.
O tal vez simplemente no es lo mío.

viernes, 7 de diciembre de 2012

Mi ciudad natal

Nostalgia.
Eterna nostalgia.
Necesito verte.
Sentir tu sol en mi piel.
Respirar el aire fresco.
Recorrer tus calles.
Abrazarte.
Paciencia.
Solo espera un poco más.
Mañana.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Había olvidado el olor de las clínicas (y el brillo del suelo).
Había olvidado el exacto color verde de las enfermeras (y sus miradas vacías cuando les preguntas si todo va bien).
Había olvidado los médicos que pasan rápidamente (sin fijarse en nadie).

Pero, sobre todo (con lo rápido que me enfermo), había olvidado lo que se siente no ser el paciente, sino quien está en la sala de espera. Quien sigue con la mirada ansiosa a las enfermeras esquivas y los médicos huidizos. Quien salta cada vez que se abre el ascensor. Quien frunce la nariz ante el olor a limpieza desinfectada y se marea con el brillo en las baldosas.

Al menos no duró mucho. Eso tengo que repetirlo: pudo ser peor. Se va a mejorar. Todo va a estar bien.

jueves, 29 de noviembre de 2012

Se siente tan irreal decir que los exámenes acaban mañana.
Se siente tan lejano aún esto de rozar la libertad con la punta de los dedos.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Amores, tan extraños que te hacen cínica
te hacen sonreír entre lágrimas
cuántas páginas hipotéticas
para no escribir las auténticas
Cassandra Clare, amo tus libros, tus historias, tu forma de escribir y todo, pero tu escena con Magnus y Alec al final de "Cazadores de Sombras: Ciudad de las Almas Perdidas" acaba de matarme un poquito. ¿Cómo es que puedo amarte y odiarte al mismo tiempo?

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Y....sí, premio!

Ahh, Meli me va a matar!! (ok, técnicamente no, porque me adora, pero estará cerca), Me dio este premio hace eones alquimistas y yo todavía no lo contesto!! (más vale tarde que nunca, sweetie).

Veamos....he recibido ¡Un Liebster Award!

Todo cortesía de Meli de Interwined Hearts. Pasen por el blog y adoren a esta loca como lo hago yo (aunque obviamente no van a llegar a amarla tanto, jum! Y tengan cuidado con mi adorable peque o los hago papilla y los doy de comida a Godzilla).


¡Reglas!

- El que recibe el premio debe decir 11 cosas de sí mismo.
- El que recibe el premio debe responder 11 preguntas que hace quien lo ha nominado.
- El que recibe el premio debe crear 11 preguntas nuevas para que las respondan sus nominados.
- Los nominados deberán confirmar que han recibido la nominación.
- Los nominados no pueden repetirse, es decir, los nominados no podrán enviar de vuelta la nominación a quien los haya nominado anteriormente.
- Los nominados deben tener menos de 200 seguidores.

Akjadhaskjdhaskd, ni mi mamá pone tantas!!

Pero se lo debo a Meli así que aquí vamos:

11 cosas sobre mí (que probablemente no sabes ni te interesan pero lo siento, el premio y Meli mandan):

1. No me emborracho con facilidad. A veces mis amigos confunden el estado de excesiva energía que me nace cuando salimos a un lugar a tomar, y creen que estoy borracha al primer trago. Pero cuando a mitad de la madrugada creen que he tomado suficiente y empezaré a decir tonterías, sigo en pie y totalmente sobria. Al final, llevo años de experiencia sosteniendo cabezas mientras vomitan (créanme, se necesita experiencia para hacerlo bien, evitando ser salpicado), conduciéndolos a sus camas y arropándolos de forma que no puedan caerse y despertar besando el suelo.

2. Valeria no es mi nombre real (ya, ya, lo sospecharon desde un principio?). La verdad es que no oculto mi nombre para quien quiera saberlo, pero nunca lo pongo completo por razones de seguridad (si mi familia se entera que leo tanto, reseño novelas, mantengo actualizado un blog, escribo y pronto empezaré a publicar libros, pues....mejor no pensemos en eso). Por si se lo siguen preguntando, mi nombre "real" es Carmen. Muchas me siguen aquí por los foros y saben que no tengo problemas, incluso ayudo a Ed. Frutilla sin seudónimos. Pero cuando se trata de publicar, bueno, un seudónimo es una buena metáfora de: "es como si me transformara en otra persona". 

3. Tengo pesadillas desde los....no sé, ¿doce años? No recuerdo exactamente cuándo empezaron, tengo algunas sospechas de por qué, pero viví con ellas por mucho tiempo. Luego, me acostumbré e incluso llegué a ser capaz de distinguir que estaba en un sueño mientras sucedía. Son menos frecuentes y ahora solo tengo como una por semana. Sé que algún día tienen que desaparecer y, de todos modos, a veces me dan algo de inspiración para mis libros. 

4. Le tengo miedo a las fotos de animales que miran a la cámara. (¿Vieron que soy rara?) Todo empezó con una tarea de biología sobre no-sé-qué aspecto de los pumas o jaguares, no recuerdo bien. Entre las imágenes que encontré, hubo una que sé que fue protagonista de pesadillas como por un mes, aunque ahora sea incapaz de recordarla. Pero la sensación de los ojos de ese animal, mirando fijamente, como si dijera que pensaba matarme, no se me quita con nada. Eventualmente se expandió a otros animales y aún lo intento controlar. En el puesto nº 01 siguen estando los felinos (con excepción de los gatos en el 95% de las veces - ¡larga vida a los gatos! Amo los gatos, soy una chica de gatos, Meli siempre me pasa gatitos lindos, así que bueno, los gatos suelen librarse de esto. Sí, ya sé, "un puma es un gato grande". NO-LO-ES-PARA-MÍ. Fin).

5. Me pinto las uñas todas las semanas de un color diferente. A veces voy por una manicure pero aprendí a hacerlo sola  un verano, así que me ahorro dinero y salir de mi cama. Me gustan los colores locos, divertidos y originales. Color, mucho color, aunque tengo púrpuras y negros, también. Me las pinto enteras, mitad de un color y mitad de otro, en fin....

6. No me haría un tatuaje, probablemente sufra al teñirme el cabello y definitivamente el maquillaje es solo para ocasiones especiales, eventos importantes y días en los que excedo las 40 horas sin dormir (todavía no estoy lista para formar parte del casting de The walking dead). 

7. No fumo. Le tengo akdjsakldjhslakdja al cigarro. Cuando me paro cerca de alguien que fuma, los ojos me lagrimean, la garganta se me cierra, empiezo a toser como loca y ¡paf! me pongo al borde de un ataque de asma (no es broma, tengo asma). O bueno, eso pasaba hace cuatro años. En la universidad incluso tuve una época en la que podía distinguir la marca de cigarros por el olor (antes de que prohibieran fumar en el campus). Incluso así, sigo resistiéndome y nunca he fumado un cigarro en mi vida. 

8. Me vuelvo adicta con facilidad. Hasta ahora mis adicciones más saltantes están en leer (desde que empecé a los 8 años no paré de sumar libros), escribir (llevo unos veinte libros  empezados; de los cuales al menos 7 sobrepasan las cien hojas y uno está terminado), el chocolate (como una barra diaria, aproximadamente), y mil cosas más que deben quedar en el teclado antes de que mi adicción a escribir se manifieste.

9. Me gusta leer biografías y datos curiosos de gente famosa. Siempre que veo una película y me gusta un nuevo actor, me meto a google y me entero de toda su vida. Desde cuál era su comida favorita hasta en qué cementerio está enterrado. Ahh, ahí tienen, también soy adicta a los "quotes".

10. Odio las inyecciones. Aclaremos: No me dan miedo las agujas ni la sangre (efectos secundarios de tener una madre médico y un padre enfermero), soporto con tranquilidad una intravenosa (después de tantos ataques de asma dejan de importar), las vacunas, etc, etc. Pero traten de ponerme una en el trasero y juro que batiré el récord mundial para huir de eso. Tal vez tenga que ver con un cumpleaños en que me dio neumonía y me colocaron como cuatro ampollas en el transcurso del día pero NO-LAS-SOPORTO. 

11. Siempre soy la más pequeña de las clase. Dejando de lado mi tamaño (uno sesenta y casi-nada), yo entré al colegio muy chiquita. MUY chiquita. Como en: todos tenían seis años y yo, cuatro. Ahora, a un año de acabar la universidad, todos mis amigos tienen veinte o veintiuno y yo acabo de cumplir los 19. Aunque este detalle me jodió la vida cuando estaba en secundaria, desde la universidad tengo un creciente orgullo por ser tan joven y poder estar donde estoy. 

Ahh, carajo! Eso de decir 11 cosas ha sido JODIDAMENTE difícil (en serio he demorado unos tres días). 
Eeeen fin. 

Ahora debo contestar las preguntas de Meli. 

1-) ¿Te bañas a menudo?
Algo así. Me baño todos los días, excepto los fines de semana que no salgo (lo cual es raro) y cuando el clima está debajo de los doce grados.

2-) ¿Sabías que si te despiertas entre las 2:00 y las 3:00 de la mañana sin ninguna razón, es porque alguien te estaba viendo?
Sip, me dijeron hace meses. Y dormir bien no es una de mis habilidades así que de todos modos no importa mucho. 

3-) ¿Sabías que el día que respondas esto no vas a poder dormir bien porque acabas de enterarte de mí dato curioso xD?
Jajajaj, sí.

4-) En hombres, prefieres: ¿pelo largo o corto?
Pelo corto se les ve mejor a muchos pero el pelo largo permite pasar tus dedos por él y disfrutar la sensación. 

5-) ¿Ojos verdes o azules?
DEFINITIVAMENTE ojos verdes. 

6-) ¿Bob esponja o Patricio Estrella? (xD)
Diaaaabloooss! Patricio. Es bobo pero tierno y quéséyo, VIVE BAJO UNA ROCA!! Í-d-o-l-o.
Además...



7-) Di 3 malas palabras a la cuenta de 1… 2… 3: ¡YA! (Eso no era una pregunta O.o ups xD)
Mierda, jódete, la putamadre, conchetumadre, hijo de puta, zorra, perra, cojudo de mierda, carajo, cara de culo, idiota, imbécil, lameculos, estúpido, malparido, huevón, pendejo, puta, cabrón....y mi madre me habló por msn y me sentí observada.

8-) ¿Un libro que te haya hecho llorar sin parar?
Ninguno. Me han emocionado muchos pero con ninguno realmente lloré. Aunque, por supuesto,"Nuestra Señora de París" me sacó una lágrima.

9-) ¿El libro más empalagoso que hayas leído?
Mmmm, Fifty Shades of Grey. Sí, sí, WTF? Lo siento, cuando llegué como a la mitad, era taaan ajdkakdjsahld su amor, admiración, deseo por el tipo que por mucho (buen) sexo que tuvieran, lo puse a un lado por peligro de diabetes (¡Viva Ward! Vishous es el dios del BDSM!) 

10-)¿La cosa más fea que te haya pasado?
La secundaria.

11-)¿Por qué le pusiste a tu blog de esa manera?
¿En serio? (estaba segura de que era obvio). 

Mis preguntas:

1. ¿Círculos o cuadrados?
2. ¿Cuál es tu color favorito?
3. ¿Crees en la magia?
4. ¿Qué libro de tu infancia recuerdas?
5. ¿Sabes quién es Germán Garmendia? (forma sutil de hacer que conozcan a este loco y divertido genio)
6. ¿Qué animal te da miedo?
7. ¿Algún actor/actriz que te encante?
8. ¿Tienes una fobia?
9. ¿Alguna frase/cita que te guste mucho?
10. ¿A qué eres adicto?
11. ¿Un libro cuya portada te atrajo y resultó ser decepcionante?

Nominados:

1. Clyo de Contradíceme o muere
2. Belle de Gritos al aire
3. Laura de El Beso Carmesí
4. A M.m.F de Fragil Dreams
5.  A Die de In a Fairy Tale
6. RBC de RBC in the Wonderland Designs

Y...todos los blog que quería nominar ya los nominó Meli o tienen más de 200 seguidores (una tenía 209 y quise hacer trampa pero las reglas son las reglas).

Saludos!

sábado, 17 de noviembre de 2012

La fortaleza


A veces te cuelas por los resquicios de mi alma,
Pero no importa.
A veces, sin darte cuenta, burlas todas las barreras,
Pero no haces nada.
A veces, te daría todo,
Pero no pides nada.


La guardia entera corría. Decenas de guerreros entrenados solo para proteger aquel lugar. Habían recibido mil asaltos, cientos de emboscadas, decenas de intentos de expugnar aquella fortaleza. Pero nada había conseguido abrirse paso. Ni siquiera aquellos que pidieron permiso para visitarla. Cuando lo solicitaban, les había sido concedido, pero solo para ciertos niveles. Conforme avanzaban revelando nuevas habitaciones, desconocidas incluso para los guardias, todos esperaban que llegara la autorización para que el visitante pasara al siguiente nivel, uno que lo acercara más al recinto central. No obstante, siempre se quedaban lejos.
En cierta forma, a veces, rezaban por ello. Porque entonces el visitante se llevaría el tesoro que custodiaban y serían libres. Y, aún más importante que eso, el tesoro podría ser admirado y valorado por alguien más. Es muy aburrido conservar algo valioso y que nunca nadie sea capaz de apreciarlo. El tesoro, si tenían suerte, sería llevado junto a otro y sus dueños podrían vivir en paz por siempre con aquella fortuna. Pero el momento nunca llegaba y debían escoltar fuera al visitante. Incluso aunque se descubrieran extrañando su presencia que mitigaba un poco la soledad de la fortaleza, lo sacaban. A veces con palabras amables, a veces amenazándolo, incluso burlándose de él.

Sin embargo, allí estaba. Alguien lo había oído en la sala principal. La alerta había saltado mostrando su rostro a cada uno de ellos.

Desesperados, los guardias corrían sin coordinación. Gotas de sudor se deslizaban sin cuidado hacia el suelo, salpicando las paredes de los corredores. Iba a ser robado, estaban seguros. Su vida no sería la misma y pasarían siglos intentando recuperarlo. Pero podía ser peor. ¿Qué pasaba si quemaban el tesoro? ¿Y si lo destruían hasta fragmentos tan pequeños que nunca serían capaces de volverlos a juntar?
Allí estaba otra vez, el rostro del intruso.

¿Cómo había sucedido? Algunos lo vieron pedir su ingreso una vez, pero dijeron que se retiró rápidamente y finalmente dijo que era mentira, un simple impulso del momento, de la curiosidad surgida al avistar la fortaleza desde lejos. Lo habían visto merodear con cuidado, como tantos otros se acercaban a veces, pero parecía inofensivo.

La puerta del recinto estaba abierta y la visión hizo que más de uno se sintiera desfallecer.
Irrumpieron en olas sin control, con la respiración agitada y el corazón latiendo en los oídos.
Sin embargo, en las suaves lozas de mármol que decoraban en suelo, en la visión mística del lugar, en aquella habitación poderosa y frágil al mismo tiempo, se detuvieron como una sola persona.
Temerosos, buscaron con la mirada las consecuencias de su descuido. Buscaron las cenizas, los fragmentos destrozados, la ausencia del brillo, pero todo fue en vano.

Allí, en el espacio central, en aquel resquicio forrado con la suavidad de las nubes y recubierto con un vidrio fino como alas de mariposa, seguía el tesoro. Sentado frente a él, estaba el intruso. Se sentaba con las piernas cruzadas, los cabellos alborotados y la mirada brillante. Al verlos llegar, sonrió sin desviar sus ojos del tesoro.

Uno de los guardias se adelantó. Su primer paso resonó con un eco suave, como un susurro.

Usted no puede estar aquí. Debe irse.

El intruso contestó:

Ya lo sé.

Se puso de pie y, con una última mirada al tesoro, emprendió su camino de vuelta.
En medio de parpadeos de confusión y murmullos extrañados, los guardias lo escoltaron hasta la salida.
En cuanto dejó la fortaleza, un suspiro escapó de todos ellos. Sin embargo, el mismo guardia que se había adelantado la primera vez, lo detuvo.

¿Por qué no lo tocó? ¿Por qué no lo robó? ¿Por qué no lo destrozó?

El intruso sonrió.

Una vez, tuve una fortaleza, también. No tan impresionante como esta, pero era mía. Encontraron mi tesoro y fui feliz. Creí que duraría por siempre, como dicen que los mejores tesoros hacen cuando se unen. Pero lo destrozaron. Ahora siento que solo lo despilfarré. No puedo volver a unir un tesoro y mis guardias ya no son los mismos de antes. Solo imaginen lo que sería cuidar algo con tanto esmero, ver cómo llega a su destino y luego darse cuenta de que en realidad todo fue por nada.

El guardia tragó saliva y sintió un escalofrío recorrerle la columna. No quería que eso pasara con su tesoro. El intruso continuó:

No tengo derecho a tocar lo que ustedes conservan, solo tenía curiosidad por lo que había dentro. Es una fortaleza impresionante y aunque no he visto muchos, creo que es un tesoro que vale la pena. Siento haberlos asustado. No lo he tocado, no quiero dañarlo.

Gracias.

No hay nada que agradecer. ¿Sabe? Es curioso cómo un tesoro tan frágil tiene una fortaleza que hace pensar en cavernas oscuras y tumbas abiertas.

El guardia sonrió.

No pensamos así. Usted no puede verlo, pero hay una belleza extraña en cómo luce nuestra fortaleza. Y la amamos así.

El intruso asintió, pensativo.

Sí, creo que puedo entenderlo. Ha sido corto el tiempo que pude ver el interior pero fue hermoso. Ahora debo irme.

Les dio la espalda y empezó a alejarse. Sin embargo, el guardia no podía dejarlo ir. El intruso había logrado entrar a la fortaleza sin que ellos no notaran, había visto el tesoro y lo protegió como si fuera uno de ellos. ¿Su deber como guardia acababa cuando alguien veía el tesoro o cuando se lo llevaba? ¿No era todo sobre que alguien más lograba apreciar su belleza? ¿Sería igual si después de un tiempo alguien más conseguía llegar al recinto principal? Así que lo detuvo una vez más:


Espere, ¿no desea quedarse? Puede revisar las habitaciones, tal vez encuentre algo de valor, podría quedárselo y volver a juntar su tesoro. Las cosas de algunas habitaciones de la fortaleza son libres, no nos pertenecen y no tenemos órdenes de resguardarlas. Muchas han sido dejadas aquí por otras personas, y son suyas si las quiere.

El intruso sonrió. 

Lo siento, no puedo. Mi tesoro fue destrozado una vez, incluso reconstruirlo no ayudará a que todo vuelva a ser como antes. 

¿Entonces por qué lo intenta?

No lo intento. Solo espero que todo termine, que vaya al lugar donde los tesoros no existen. Hace tiempo que dejé de intentarlo. Nunca va a volver. 

El guardia insistió: 

No puede saberlo. Tal vez...

Pero el intruso negó con la cabeza y la rabia brilló en sus pupilas. 

He dicho que no.

El guardia retrocedió.

Entonces sepa que no puede volver a entrar aquí, nunca más, ni comentar con nadie lo que ha visto. O lo mataremos. 

El intruso asintió y empezó a caminar en dirección al camino que lo sacaría de allí. A pasos lentos y moribundos, pero sin volver la vista atrás. 

Y así, la espera de los guardias continuó. 
Valeria E. Garbo
17 de Noviembre

sábado, 10 de noviembre de 2012

Sin historial-Lissa D'Angelo

Acabo de terminar el libro hace unos...¿cinco minutos?

Dejando de lado el hecho de que voy a reseñarlo, y la sensación de: "JODER, NO PUEDE ACABAR AQUÍ", hay dos fragmentos (no son los más importantes, ni los mejores pero....a quién le importa).


—Quiero que me necesites —murmura, luego se inclina hacia mí, sus labios rozan suavemente mi oído—, quiero que digas "te extraño" aunque hayamos pasado todo el día juntos.



—No hagas eso, no nos hagas esto —su dedo continúa bajando y se entretiene un buen rato en mi cuello—. No racionalices todo, no busques excusas para no creer en lo que está pasando entre nosotros.



lunes, 5 de noviembre de 2012

Yo me pregunto hasta cuándo seguiremos con esta pretensión de que nada ocurre y de que todo sigue su curso.
Admitámoslo, me gustas, creo que yo también te gusto. No he podido quedar más marcada por otra persona.
Pero eso no importa, eso no importa porque yo no sé nada de nada. Porque no tengo certeza de nada.
Lo único que sé es que quiero un beso, quiero verle, quiero saber qué demonios es esto  y por qué reacciono de esa estúpida manera ante su presencia.
Y la vocecita dentro de mi dice que olvidemos todo, que tendremos que esperar mucho más por esa respuesta.
Y la vocecita dentro de mi dice que esperemos, que aguantemos un poco más.
Y yo digo que me esta empezando a doler un poco la incertidumbre y el silencio.
Y yo digo que esta cosa, esto que quiere llamarse querer, esta creciendo más de lo que planeé y esta haciéndose más fuerte de lo que esperé.
Y yo digo, por favor, dime algo.

Belle de la Croix

domingo, 4 de noviembre de 2012

Ella: ¿Hola?....¿Aló?.....Oiga, si no dice nada, cuelgo en cinco segundos. Cinco...cuatro...tres...dos...
Él: Hola, ratona.......................................Di algo, por favor.
Ella: Hola. 
Él: ¿Cómo estás?
Ella: En shock. No, espera, no sé. ¿Eres tú?
Él: Eso creo.
Ella: Me has dicho ratona. Eres tú. 
Él: *Se ríe. Justo como recordaba. Grave, ronco, suave* Creí que era el número de tu padre. Hace un minuto cobré el valor para marcar. El tuyo desapareció desde octubre del 2007.
Ella: Me robaron el celular en mi cumpleaños, y mi papá me dio el suyo antes de ir a la universidad.
Él: No sabía. Cuando contestaste iba a colgar. Pero hiciste la cuenta regresiva y te reconocí. 
Ella: Bien. 
Él: Sí. 
Ella: Entonces...tengo curiosidad.
Él: Creo que naciste así, ratona.
Ella: No me digas así. Ya tengo 19 años.
Él: Lo siento.
Ella: Ya.
Él: Lo siento mucho. Por todo. También no haberte llamado por tu cumpleaños. 
Ella: No importa.
Él: Sí importa. Me importa mucho. Amas tus cumpleaños. Y lo siento muchísimo, ratona.
Ella: Ya estoy grande para que me digas así. En serio, crecí.
Él: Siempre serás mi ratona.
Ella: No digas eso. 
Él: Lo siento, hablaba en pasado
Ella: No es cierto. Dijiste "siempre serás".
Él: Entonces hablaba en sueños. Siempre fui un soñador y un sonámbulo. 
Ella: Sí.
Él: Pero eso ayudaba, ¿cierto?
Ella: A veces.
Él: Dime que no sigues haciendo lo que te dije.
Ella: ¿Por qué no lo haría? Funciona. Y gracias, creo que nunca te dije gracias. 
Él: No es eso...era una forma sutil de preguntar si aún las tenías.
Ella: Nunca se van. Ahora me dejan por días, semanas incluso. Pero regresan, como siempre.
Él: Son solo malos recuerdos, ratona. Todas ellas. 
Ella: Pero es mi pasado. Sabes que siempre estoy orgullosa de mi pasado porque...
Él: Porque si no, tal vez ahora no serías la misma. Lo sé. 
Ella: Siempre sabes. 
Él: Te he extrañado. Te extraño. Todo nos salió mal, ¿no?
Ella: Sí, mucho.
Él: Si las cosas hubieran sucedido de otro modo...odio el pasado.
Ella: ¿Ves? Allí ya no hablas en pasado. Es presente y es un condicional.
Él: Y también una lástima.
Ella: ¿Por qué ahora?
Él: No sé, porque cobré valor. Pensaba en la luna, pensaba en la portada del libro, pensaba en ti.
Ella: Ahh, vale.
Él: ¿Ratona?
Ella: ¿Sí?
Él: ¿Hay alguien?
Ella: ....no.
Él: Has dudado. 
Ella: Y te he dicho que no. 
*Silencio. Uno largo.*
Él: Debo irme, para no perder la costumbre. 
Ella: Yo me fui, también.
Él: Pero nunca me rompiste el corazón al hacerlo.
Ella: Mi corazón no se rompe. Está hecho de polvo de estrellas.
Él: ¿Aún recuerdas eso?
Ella: Sí. 
Él: Gracias. En serio. Te quiero, ratona. Sabes que te quiero.
Ella: Sí. 
Él: ¿Algún día?
Ella: Tal vez. Nunca digas nunca. 
Él: Nunca dejaré de llamarte ratona *Risa. Otra vez. Especial*
Ella: Entonces tengo esperanzas. Y ahora también tengo tu número.
Él: Este no es mi número.
Ella: Bien. Tienes el mío. Solo tengo que esperar.
Él: Tranquila. Tu corazón está hecho de polvo de estrellas. A las estrellas se les piden deseos. 
Ella: ¿Y a quién le piden deseos las estrellas?
Él: A las chicas a las que muero por besar y susurrarles un apodo al oído. 
Ella: ¿De verdad?
Él: Sí, ratona. 

jueves, 1 de noviembre de 2012

Camino a la fama-Dana Luz


Argumento: 

Cuando dos de los mejores escritores se unen para crear el bestseller que los impulsará a la fama infinita, sólo pueden pasar dos cosas: o todo sale a pedir de boca .. o sus vidas se convierten en un torbellino de emociones (entre las cuales, definitivamente no se encuentran "atracción" y "romance").

Claire Manfory es la creadora de la más maldita de las mujeres que algún lector haya podido encontrar.

Derekpor el contrario, creó al personaje mas heroico, sexy y soltero del mundo.

¿Qué pasaría si, por alguna razón, estos increíbles personajes ficticios tuvieran que participar en una misma novela? Y ¿qué pasaría si .. sus creadores tuviesen que soportar el hecho de escribir juntos?


Opinión/crítica/reseña:
Voy a contarles algo sobre esta novela. Yo venía muy ilusionada. La empecé hace siglos, cuando El Criticón llenaba mis días con una sonrisa. Leí de un tirón los ¿seis? capítulos que iban publicados y me volví adicta a revisar de vez en cuando si había algo nuevo. Pasó mucho tiempo antes de que volviera a oír de la autora en un foro y me reencontrara con la historia. Pero aunque ella publicara un capítulo casi todas las semanas, notara los entusiasmados comentarios y muriera por unirme, decidí esperar. Sospechaba que vivir en zozobra semanal por un capítulo de un libro como este no ayudaría en nada a mi ansiedad. Así que esperé al minuto en que Ediciones Frutilla sacó el libro y pasé las siguientes horas devorándolo.
Ahora bien, vayamos del lado rosa y Hola-Dana-soy-tu-fan a la "intentemos que sea una crítica imparcial".

1. Personajes:

Claire Manfory: Divertida, loca, terca.
Derek Rhone: Seductor, impulsivo, esquizofrenizante.

Cuando soy capaz de recordar varios detalles sobre los personajes de un libro, señalar qué los hace diferentes, cautivadores y creíbles, es que el autor ha hecho algo bien. No son solo los protagonistas, sino el staff completo. Tienen deseos y metas, miedos y odios, manías y complejos. Y el choque de personalidades fue apasionante (punto para Dana). Aunque por supuesto también tenemos un poco de personajes malos-malos y buenos-buenos, como los editores.

La gente normal no secuestraba a sus colegas, la gente normal ciertamente no se planteaba amenazar a alguien y cinco minutos después arrinconarlo en la cocina. Derek necesitaba unas clases de gente normal y con urgencia. 

2. Estilo:
Una redacción genial (si no contamos los errores ortográficos que de todas formas son pocos). Se mantiene a lo largo de la historia, en los diálogos, en las situaciones, en las metáforas, en todo.

—Voy a morir —susurró aletargada, mientras hundía el rostro en la almohada y se dejaba embriagar por ese aroma tan particular. Qué extraño que su almohada oliera a hombre, teniendo en cuenta que su cama era como la superficie lunar, el último avistamiento masculino databa de mil novecientos sesenta. 

3. Ritmo

El ritmo va bien, mantiene cosas pasando en medio. A veces se notaban los huecos en el camino, donde uno se deslizaba sin ganas (aunque supongo que se necesitaba un respiro de vez en cuando). Fueron poquísimas ocasiones y pronto volvían las situaciones divertidas o que proporcionaban esos quiebres en la historia que me mantenían saltando de una línea a otra a una velocidad de vértigo.

4. Giros argumentales

Los giros son buenísimos, las situaciones ridículas, divertidas, dramáticas y culpables-de-aumento-de-latidos-del-corazón-por-minuto se suceden casi todo el tiempo

Claire iba a admitir que para ser un secuestro, el lugar estaba de muerte. Quizás y se dejaba secuestrar con más frecuencia. 

Aunque sí creo que algunas subtramas pudieron ser mejor aprovechadas (cómo Derek admite que él es el culpable del problema con el correo de Claire, por ejemplo, fue muy simple para mi gusto).

5. El final
Como el libro lo dice: "Tiene todo un señor epílogo". No creo que la historia mereciera un final con altas dosis de adrenalina ni de giros drásticos. Fue un final bastante tranquilo pero que se adapta a la historia y no la culpo por eso.

6. Portada
Una de mis favoritas de Ediciones Frutilla. La adoro. Los detalles están cuidados y le hacen justicia a los personajes.

7. Sinopsis
Bastante adecuada. Llama la atención, explica el libro sin exagerar nada y, por el contrario, le calza perfectamente.

Clasificación:

Clasificación A: Un 8.
Me gusta cómo escribes, Dana. Desde que te leí cuando eras más joven y aún no estabas con las frutillas. Tu estilo es dinámico y divertido, pero no por eso deja de tener toques profesionales. Y no niego que en las escenas en las que se hablaba de los libros de ambos (los fragmentos de los escritos de Claire y Derek) me llevé una grata sorpresa. Siento que podrías saltar entre géneros sin problema.

No sé cómo llegamos a ésta situación, de pie uno frente al otro, casi tocándonos pero sin llegar a romper la barrera de las distancias. Tus ojos transmiten un solo mensaje, el mismo que mis labios contienen firmemente dentro de mi garganta. Bésame, tócame, quiéreme, aíslate conmigo en esta íntima soledad. Dos es mejor que uno, dos significa juntos.
Distancia trémula, ínfima, me atrevo a doblegarte.
No me temas, no te alejes, deja que mis manos te consuelen, deja que mis labios te quiten esa indecisión. Mujer demoníaca  mujer que me roba el sentido comparte conmigo esos pecados tan bien callados, ábrete a mi inquisición.
Suave, suave suspiro de aceptación, eres mía por ahora.
Manos soy esclavo de sus acciones, hoy no me pertenecen, hoy yo les pertenezco.
Labios, beban y succionen, no se priven pues a través de ustedes vivo este momento.
Piel absorbe su calor, guárdalo todo para cuando ella se marche.
Y ojos no se atrevan a desplegarse, porque entonces sentiré que esto no ha sido más que un sueño.
Pero no, está y estamos; y al apartarme de tu lado veo tus párpados fuertemente apretados. Me permito saborear la idea, de que al igual que yo también temes despertar…


Clasificación B: Un 7,8.

Un argumento que atrapa a nivel general. Si bien los choques de personalidades que son obligadas a hacer algo juntos son algo común, el escenario que nos deja Dana es cautivador. Escritores.
¡Basta leer esa sinopsis! Siempre me dije que el nobel era apuntar bastante alto pero finalmente....a quién le importa.
Si algo me dejó un poco desanimada fue que a veces las pequeñas peleas y misterios son bastante previsibles (sí, ya sé que crear misterios estos días es cada vez más difícil). Al menos supiste cómo manejarlos con pistas falsas.

Clasificación C: 
Un libro para leer con calma y buenos ánimos. Es divertido, picante, sincero y relajante. Te asegura chillidos de emoción, risas, gruñidos de exasperación y ganas de estrangular un par de personajes. Un libro para poner de buen humor a cualquiera.

En conclusión: un excelente debut.

Dana, incluso antes de Ed. Frutilla creía que eras genial. Espero que sigas escribiendo, aunque no tengas apuestas a las que agarrarte.

Si esto fuese un libro, esta sería la escena en que la protagonista huye sin un destino aparente y descubre al final del corredor las escaleras, las toma pensando que son su última salvación. Y llegando al piso intermedio, tropieza con sus propios pies y termina con la cabeza rota contra el piso. El protagonista a quien todos odian por haberla llevado a esa situación, hace todo en su poder para salvarla y estando en el hospital esperando noticias, descubre que está perdidamente enamorado de ella. Le pide a Dios el milagro de que su amada despierte y por supuesto, esto ocurre. Se disculpa, le jura su vida y un poco más. Se casan y viven felices para siempre. ¡Mierda! ¿No son los libros algo hermoso? 

"Aún tienes a la peque Meli en tus manos."
Meli

No hay caso, esta chica desborda ternura. Se le derrama por los poros sin que pueda evitarlo. Por favor, alguien consiga que se quede por siempre.
"Esa es tu ventaja sobre cualquier otro idiota con el corazón roto. Tú puedes escribir sobre eso".
Harry Weir-Fields
Ruby, la chica de mis sueños.

miércoles, 31 de octubre de 2012

martes, 30 de octubre de 2012

Hemos caído en la rutina.
En una que esconde el miedo de hacer algo diferente y malinterpretarlo.
De necesitarte.
De nunca tener suficiente.
De odiar el tiempo que se escurre entre mis dedos.
De la adicción que temes convertir en vicio.
De poder hablar sobre todo pero no decir nada.
De esperar que pasen las horas y la intensidad me deje respirar.
Hemos caído en una rutina frágil que en algún momento va a derrumbarse.
Y, al mismo tiempo, en el reto de no ser quien caiga primero.

lunes, 29 de octubre de 2012

Esa pregunta...


...TOTALMENTE LÓGICA que te asalta en los peores momentos: ¿por qué carajos abrí un blog si NO tengo tiempo?

Porque se te pegó tu regalada gana. Porque te desahogas aquí. Porque lo amas. Y ahora te aguantas.

Gracias, conciencia.

lunes, 22 de octubre de 2012

El portero

Hoy el señor que cuida la puerta de todo el complejo residencial me miró y me preguntó si estaba bien. Me paré en seco. No conozco a este hombre. ¿Tan mal se me ve?

—Ehh...más o menos, ¿por qué la pregunta?
—Es que usted siempre saluda. Cuando pasa por acá siempre me dice buenos días y buenas noches. Siempre. Y hoy iba a pasar de largo.

Solo pude dar mi mejor intento de sonrisa, junté las pocas ganas que deambulaban en mí y dije:

—Buenas noches.

Y la vida siguió su curso, como siempre.

sábado, 20 de octubre de 2012

19

Premisa 1: Amo mis cumpleaños.
Premisa 2: Hoy es mi cumpleaños.

Conclusión: Hoy amo todo....(?)

martes, 16 de octubre de 2012

Me acaba de llegar al correo uno de esos test que hace siglos no tenía en bandeja. 
Cientos de años que mi lista de contactos no enviaba uno así. 
Y ya saben, la nostalgia y eso....

1-.) Tus iniciales: V.E.G
2-.) Cosa favorita para ponerse (ROPA): Pijama
3-.) Ultima cosa que comiste: Arroz chaufa con mariscos
4-.) Música favorita: Escucho mil cosas diferentes. De favoritas: rock, pop. country, música clásica, electro pop, saya, blues,....einch, nunca acabaría.
5-.) Yo digo pistola, tu dices: Beretta
6-.) Quien es la ultima persona a la que abrazaste?: Mi tía.
7-.) Tenés hermanos?: Sí (enano del maaal)
8-.) Hoy fuiste a: A la universidad, a clases, a morir.
9-.) Tu característica física que mas te gusta: ¿Mi cerebro cuenta?
10.) Ultimo lugar al que has ido a comer: Una cevichería.
11.) Mejores amigos: Marymar. 
12.) Porque todavía estas despierto?: Porque funciono mejor de noche.
13.) Quien o que te hizo enojar hoy?: La selección de fútbol de mi país.
14.) Quien o que te hizo llorar hoy?: Nada
15.) Quien o que te hizo reír hoy?: Tassi. 
16.) Comida favorita: Ají de gallina (aunque amo el cuy y la trucha de Urubamba)
17.) Feriado favorito: El 1 de noviembre.
18.) Descargas música?: Mucha. Todo el tiempo.Me vuelvo adicta a una canción cada semana, como mínimo.
19.) Si en un malón/fiesta un chico/a que no conoces te pregunta "queres bailar"que le dirías?: Que sí (sí, moriré por esto algún día pero no lo puedo evitar)
20.) Harías algo alocado por una persona?: Lo hago todo el tiempo.
21.) Han hecho algo loco por ti?: Un par de cosas. 
22.) Alguna persona te ha cantado una canción solo para ti?: Sí. 
23.) Hechas de menos a alguien?: No entiendo la pregunta. Si se refieren a que "ECHO" (sin "h" y del verbo "echar") de menos, entonces sí. 
24.) Qué te gusta mas Mc Donalds o Burger King ?: Ninguno. No me gusta mucho la comida chatarra. Aunque si tengo que hacerlo, McDonalds. Sus papas y el McFlurry le dan puntos a favor.
25.) Has saltado en Bungee?: No.
26.) Has andado en velero? Sí
27.) Alguien 10 años mayor que tu te ha pegado?: Sí (una prima cuando me comí su porción de helado)
28.) Lo mas gracioso que te haya pasado?: Una vez mi mejor amiga me puso un calzón en la cabeza mientras recorríamos la sección de ropa de una tienda porque nos estábamos aburriendo. 
29.) Has conocido a un verdadero imbécil?: Sí. Muchos.
30.) Como esta el tiempo ahora?: Frío! 
31.) Que escuchas?: Austin-Blake Shelton
32.) Cual es actualmente tu canción favorita?: Tengo tres: This isn't everything you are-Snow Patrol, Hey there Delilah-Plain White T's y Ciudad de pobres corazones - Dalila
33.) Cual fue la ultima película que viste?: El lado oscuro del corazón. No esperen, si es requisito verla completa, tal vez debería decir Hotel Transylvania.
34.) Usas lentes de contactos?: No.
35.) Cual ha sido el ultimo lugar al que fuiste?: La universidad.
36.) Cuales son tu miedos?: Le tengo miedo al miedo, al amor y a las fotos de animales que miran fijamente a la cámara.
37.) Cuantos piercing tienes?: Ninguno.
38.) Mascotas?: Ninguna. A menos que cuente mi gato imaginario.
39.) Una cosa que has aprendido el año pasado?: A doblar servilletas y hacer figuras con ellas.
40.) Normalmente en un café, qué pides?: Una manzanilla y un postre. En Starbucks, siempre un Manjar Blanco Cream (Frapuccino). 
41.) Cena romántica o paseo por la playa?: ¡Noche loca en discoteca! ¡Cine!
42.) Flores o chocolates?: CHOCOLATES (pero de los buenos)
43.) Serie de tv favorita?: Tal vez CSI Miami, pero hay miles que me gustan.
45.) Tienes Ipod?: No.
46.) Alguien te ha dicho que te pareces a alguien famoso?: Mi hermano me dijo que me parezco a Úrsula de La Sirenia, eso cuenta como "famoso"?
47.) A quién quisieras besar ahora?: A un chico.
48.) A quien te gustaría ver ahora?: A mi mejor amiga. 
49.) Película Favorita: Pulp fiction o Reservoir Dogs. No logro decidirme. 
50.) Te sientes querido?: A veces sí, a veces no.
51.) Alguna vez has sido sorprendido haciendo algo que no debías: Sí.
52.) Flor favorita?: Príncipe negro y orquídeas.
53.) Palomitas con sal, dulce o de otra forma?: Las dos.
54.) Que revista te gusta?: Etiqueta negra.
55.) Que canal te gusta?: TCM
56.) Chateas con alguien ahora?: Con una adorable y tierna costaricense
57.) Algo que te guste hacer: Lees y escribir
58.) Una cosa que te moleste mucho: Las faltas ortográficas
59.)Te gusta Michael Jackson?: Sí
60.) Adrián y los dados negros?: Digamos que lo tuve que googlear para saber quién es. No me gustó mucho, pero no lo lapido por siempre.
61.) Que haces si un hombre huele mal?: Contengo la respiración hasta que se aleje lo suficiente. 
62.) Equipo favorito de fútbol: Crisis existencial. ¿A nivel local, internacional, por ligas? Uff, nunca acabo.
63.) Cereal Favorito: Corn Flakes. Soy adicta a esas cosas.
64.) Chocolate Favorito: Milky de La Ibérica.
65.) Cuanto has durado sin dormir: 68 horas. Una tortura.
66.) El lugar mas raro en el que has dormido?: En un closet.
68.) Quien fue la ultima persona que te llamo?: Mi mamá-
69.) Ultima vez que hiciste ejercicios?: Hace dos días.
70.) Que cosa naranja esta mas cerca tuyo?: Un post-it.
71.) Cuando fue la ultima vez que te caíste?: Ni idea.
72.) En que estabas a las 8AM hoy día?: Dando vueltas en la universidad porque me cancelaron una clase.
73.) Primera cosa que pensaste cuando despertaste?: "Quiero que sea sábado de nuevo".
74.) Eres Bueno en matemáticas?: Algo así. Mi mamá me hizo hacer el Baldor (un libro de matemáticas muy famoso de su época)
75.) Tu noche de graduación?: La del colegio, curiosa; la de la universidad será el próximo año.
76.) Algún famoso que no dejes de pensar en él/ella?: Quentin Tarantino. Lo amo.
77.) Que canción escuchas ahora?: The way i loved you-Taylor Swift
78.) Ultimo mail que recibiste?: De una chica, sobre un libro que necesita
79.) Cuantas bebidas o tragos has tomado hoy día?: Alcohol en la sangre=0. 
80.) Te gusta mandar sms?: Sí.
81.) Cual fue tu primer concierto?: Ya ni lo recuerdo. 
82.) Dibujas tu nombre en la arena?: Rara vez.
83.) Cual fue el dolor dental mas fuerte?: Algún día con los braquets.
84.) Que hay detrás de la puerta trasera?: ¿Una ardilla que sepa construir cohetes espaciales?
85.) Tienes algún plan para la noche?: Hacer tareas y dormir
86.) Te gusta el mar?:
87.) Que es lo mas extraño que te han regalado?: Una inyección. Regalo de mi tía cuando le dije que estaba enferma, pero la inyección era muy cara.
88.) Lo mas loco que te han regalado?: Una sala llena de globos con mi nombre. Loco e idiota.  
92.) Alguno de tus tatarabuelos esta vivo?: No.
93.) Como son tus llaves?: Plateadas.
94.) Donde guardas el vuelto?: En todos lados: bolsillos del bolso, del jean, la casaca, la billetera.....
95.) Donde te hiciste el ultimo piercing?: Ya dije que NO tengo piercings!!
96.) Cuando fue la ultima vez que hablaste al frente de mucha gente?: Hace dos semanas, en una reunión en el trabajo. Una capacitación para unas cuarenta personas. 
97.) Como es tu chaqueta?: ¿Cuál de todas? La que tengo puesta ahora mismo es azul y abriga rico.
98.) Como fue el clima para tu graduación?: Calor.
99.) Normalmente duermes con la puerta de tu pieza abierta o cerrada?:Cerrada. La puerta de mi habitación solo se abre cuando voy al baño o a comer. 
100.) Estas feliz con la vida que tienes?: No diría que no hay nada que cambiaría porque mi imaginación da para mucho, pero en general no está mal. 

Y eso. Juro que sufrí por las faltas ortográficas pero eeeen fin. 
Ok. Fue divertido.